Por: Griselda Fernández/

Este 2020 aunque nos ha sorprendido de muy mala manera por la pandemia del Covid-19, también está marcado por el hartazgo social sobre un fenómeno que exige visibilización y justicia: la violencia de género. En los primeros meses del año, miles de mujeres de todo el mundo se manifestaron en los puntos más importantes de sus ciudades para exigir a las autoridades que cesen las agresiones de los hombres hacia ellas.

La violencia de género ha sido un tema importantísimo, al no atenderse de manera apropiada y a tiempo puede llegar a tal grado que en estos momentos una mujer pierda la vida a manos de su pareja, amigo, conocido o algún otro hombre que no la conozca pero la haya agredido. No es un problema actual, esto viene de años, generaciones…

‘Lo conocí en un corpus’ es una producción sonora con una clara línea documental que retoma el caso de Ana Orantes, una mujer española que durante todo su matrimonio sufrió abusos y agresiones por parte de su pareja José Parejo, el título se debe a que lo conoció en una fiesta de Corpus Christi, al poco tiempo celebraron su matrimonio y fue el inicio de años marcados por la violencia.

Ana también compartió el sufrimiento con sus hijas, pues fueron abusadas sexualmente por su padre. A pesar de que en varias ocasiones ella había buscado la oportunidad de dejar aquella vida, se lo negó por el más pequeño de sus hijos, hasta que éste cumplió la mayoría de edad en 1996.

Al año siguiente (1997) ya con una vida donde presuntamente estaba “separada”, ya que el juez indicó que aunque sentimentalmente no se encontraran juntos, debían vivir en la misma casa, Ana acudió el 4 de diciembre a un programa de televisión pública en el que contó cómo fue su matrimonio. Ahí, en un televisor es que el público se enteró que posiblemente eso le estaría ocurriendo a quién sabe cuántas mujeres más.

Esto acabó en una tragedia. Trece días después de la aparición en el programa televisivo, José Parejo le roció gasolina y con un fósforo la incendió, provocándole la muerte. Antes de eso nadie hizo nada, ni las autoridades, ni la conductora del programa, ni sus conocidos, ni los que sabían de cerca el infierno que vivió. Seguramente alguien pudo haberlo evitado. 

Después de dos décadas con su ausencia las autoridades de aquel país han tomado cartas en el asunto para disminuir el número de casos de violencia hacia la mujer. Lo que antes se conocía como violencia doméstica pasó a conformar un concepto mucho más complejo, violencia de género.

Esta tragedia es narrada en cuatro episodios de poco más de veinte minutos, cuenta con el testimonio de Raquel Orantes, hija de Ana y del abogado que defendió a José Parejo, quien admite que sin duda volvería a defender a quien fue su cliente, pues insiste en que fue un arrebato el que lo orilló a cometer tal brutalidad que lo definiría como trastorno mental transitorio.

En México en los últimos años se han escuchado todos los días en todo momento casos muy similares y aunque no se olvidan las víctimas, ni la política ni la sociedad han generado un cambio. Todo sigue igual. Los medios de comunicación también deben hacer hincapié en su responsabilidad de no revictimizar y tomar como ejemplo este podcast documental pues es una herramienta que visibiliza la violencia de género.

Esta producción puedes encontrar en Spotify, Ivoox, Google Podcast o en el siguiente enlace https://www.podiumpodcast.com/lo-conoci-en-un-corpus/