Por: Griselda Fernández/

Hemos escuchado cientos de veces la pésima decisión que fue la cancelación de lo que sería el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México (NAICM). Sin embargo, algunos han defendido la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador, otros tantos no están conformes con ella y dicen que empezar desde cero es igual o más caro que el proyecto anterior, pero ¿acaso el NAICM era un proyecto funcional? ¿Era ecológicamente bueno como nos lo dijeron? ¿Qué se ocultaba detrás de ese proyecto tan moderno?

Una gran parte de la sociedad pensaría que política y corrupción son términos inseparables, no tendría que ser así pero en las últimas décadas, los que han gobernado han dejado esa huella en el país. Y esta obra, que pretendía ser una de las más importantes para la sociedad mexicana porque representaría un proyecto de infraestructura que conectaría a México con el resto del mundo, no fue la excepción de interrogantes que siempre van al mismo lugar: por qué nos cuesta tanto y por qué siempre contratan a los mismos empresarios.

‘El Aeropuerto’ es el podcast producido por Vice Latinoamérica y Spotify, dividido en cinco episodios de poco más de veinte minutos, Javier Risco aborda la historia del proyecto aeroportuario que se tenía contemplado desde la administración del entonces presidente Vicente Fox, en el año 2001.

En la actualidad, el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Benito Juárez opera a más del 100 por ciento de su capacidad, por ello se planteó realizar un segundo aeropuerto que ayudara a evitar la saturación del primero, pero fue hasta el 2014 que el gobierno del priista Enrique Peña Nieto anunció que se realizaría una nueva terminal aérea en Texcoco, Estado de México.

Con la promesa de que estaba ubicado en un lugar con excelentes condiciones para constuirlo y que mejor aún, sería amigable con el medio ambiente, pues no repercutía la ecología del sitio, sería sustentable, el gobierno de México vendió esta mega obra como una de las más trascendentes para el país. -Y sí, efectivamente así iba a ser-. Su diseño estaría a cargo de los arquitectos Fernando Romero (yerno del empresario millonario Carlos Slim) y Norman Foster (británico).

Y es que aunque se veía a Texcoco como lo ‘ideal’, ni siquiera contaba con el estudio de impacto ambiental que indicara que era un lugar óptimo para la realización de esta infraestructura. El equipo de producción contactó a especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México, quienes dijeron que se entregaron informes que señalaban que el lago no era viable para ello, era mejor Tizayuca, en el estado de Hidalgo, pues ahí el suelo sí era firme y no se afectaría a la flora y fauna que sí había en el Estado de México.

Se negaron informes, se ocultaron cifras y la obra comenzó en el 2018, pero el año siguiente con la nueva administración de AMLO, el gobierno realizó una consulta ciudadana en la que ponían sobre la mesa si el NAICM seguiría construyéndose. Aunque no fue un acto democrático como bien insiste el mandatario, esta ‘consulta’ negó que se continuaran las obras, lo que representó una pérdida de 100.000 millones de pesos.

Ahora, ese aeropuerto se construirá en Santa Lucía, donde la historia está dispuesta a repetirse. Aunque el presidente Andrés Manuel dice que a diferencia de administraciones pasadas, en esta ocasión no habrá corrupción, ni se ocultará información y siempre se le pedirá consulta al pueblo de México, sus acciones son contrarias. Pues no se transparentó el plan maestro antes de iniciar la obra, también hay vecinos afectados por la construcción en Santa Lucía, se han encontrado restos de mamut en las excavaciones y no, tampoco es amigable con el medio ambiente.

Sí, sí nos saldrá más caro la  construcción de un aeropuerto que ni siquiera podrá realizar operaciones simultáneas por la orografía que se encuentra en dicho lugar. Donde expertos han señalado que incluso se corre un gran riesgo del tráfico aéreo que existirá al operar al mismo tiempo que la actual terminal y que por si fuera poco es muy probable que haya accidentes.

Dos obras fallidas, dos gobiernos que dicen que no existe corrupción, dos mandatarios que prometen una terminal que funcionará al cien por ciento para la seguridad de los mexicanos y de los que conectarán con el país, dos fracasos… Y millones de mexicanos que seguirán pagando por décadas estos proyectos, que uno de ellos ya es inexistente y el otro aún está a la espera de saber si será funcional o no.

El podcast se encuentra disponible en la plataforma de Spotify o en el portal https://www.vice.com/es_latam/article/g5x44q/el-aeropuerto-un-nuevo-podcast-sobre-el-fracaso-del-proyecto-del-nuevo-aeropuerto-de-la-ciudad-de-mexico