• Las organizaciones manifestaron su preocupación por su cercanía con el Ejecutivo Federal, así como por haber sido propuestos para ocupar otras responsabilidades públicas.

Por: Redacción/

Organizaciones civiles mencionaron que la terna presentada por el Presidente López Obrador para elegir a la nueva persona que integrará la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en sustitución del ministro José Fernando Franco González Salas, pone en riesgo la independencia judicial, así como no garantiza la paridad de género.

Entre los aspirantes se encuentran Verónica de Gyvés Zárate, Loretta Ortiz Ahif y Bernardo Batíz Vázquez. La Presidenta de la Mesa Directiva del Senado, Olga Sánchez Cordero, calificó a los postulantes como “personas honorables y capacitadas”.

Sin embrago, las organizaciones manifestaron su preocupación por su cercanía con el Ejecutivo Federal, así como por haber sido propuestos para ocupar otras responsabilidades públicas.

“Una característica fundamental para quienes asumen un lugar en nuestro máximo órgano de justicia es ser y parecer independientes, es decir no contar con relaciones o compromisos que ponga en entredicho su imparcialidad y el ejercicio libre de su mandato”, mencionaron las organizaciones.

Asimismo, subrayaron que una terna mixta es contraria a los principios de paridad de género, así como de igualdad y no discriminación. Cabe destacar que por actual conformación del pleno de la Corte, pondría en riesgo una mayor la representación de las mujeres en el máximo tribunal.

Igualmente, recordaron que 320 organizaciones civiles entregaron al mandatario federal una serie de recomendaciones para garantizar un proceso transparente para la conformación de esta terna,así como a los perfiles idóneos. Una de sus peticiones fue que los tres aspirantes fueran mujeres.

Ante esta situación, llamaron al Presidente a explicar las razones para conformar esta terna, además pidieron al Senado de la República realizar una valoración de los perfiles, con el objetivo de garantizar la selección de una personas idónea e independiente.

“El Senado garantice un proceso abierto, transparente y justo que permita someter los perfiles de las y el nominado a la evaluación y escrutinio de la ciudadanía. Esta es la cuarta ocasión que el actual presidente de la República envía una terna para una persona ministra de la SCJN y las malas prácticas han estado presentes en cada una de ellas”, agregaron las organizaciones.

Por último, subrayaron la necesidad de modificar el marco legal de esta designación para lograr un ejercicio abierto y transparente.