Por: Oscar Nogueda/

Un incendio de  gran magnitud azotó la  Catedral de Notre Dame, en París. El inicio del siniestro podría estar vinculado con los trabajos de renovación del edificio, a pesar del gran despliegue los bomberos no pueden controlar el  fuego.

El fuego inició en el tejado de la Catedral gótica, alrededor de  18.50 (11.50 hora de la Ciudad de México); derrumbando  parte del tejado y su aguja central. Un portavoz  de los bomberos indicó que “la próxima hora y media será determinante. El riesgo de derrumbe es real”.

Por su parte, el ministro del Interior, Christophe Castaner, aseguró que “no es seguro que se pueda salvar la catedral”. André Finot, portavoz de la catedral, dijo que “Todo está siendo devorado por las llamas. No quedará nada de la estructura”.

El escritor Víctor Hugo escribió, en 1831, la novela “Nuestra Señora de París”, en contra de la demolición del Templo gótico.  La novela tuvo éxito y convirtió a la catedral de Notre Dame en símbolo de la identidad parisina.

Dentro de las reliquias que contenía la catedral se encuentra la corona de espinas de Cristo, un clavo y una parte de la cruz. Su consagrada en el año 1163 y ha sufrido diversas modificaciones con el paso del tiempo.

El Presidente de Francia Emmanuel Macron, quien dirigiría un comunicado a la población para la solución del conflicto con los chalecos amarillos, postergó su discurso y se dirigió al incendio. Mientras tanto,  la Fiscalía de París abrió una investigación  para determinar la circunstancia del incendio.

De último momento, Los bomberos de París  ingresaron a la Catedral de Notre Dame para atacar el incendio desde  el interior.  El General Gallet, responsable de los bomberos, indicó “Las dos torres están fuera de peligro y la estructura ha podido  ser salvada”.

El Ministro  del Interior comunicó  que “El fuego ha disminuido su intensidad. Los bomberos me han dicho que tienen esperanza de salvar el campanario del norte. La lucha contra las llamas durará largas horas. Se movilizan 400 bomberos: tienen toda mi gratitud y solidaridad”.