Por: Redacción/

El presidente de la Comisión de Participación Ciudadana del Congreso capitalino, José Martín Padilla Sánchez, pidió a la Secretaria de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa Venegas, tomar las medidas de seguridad necesarias para proteger a los habitantes de la Ciudad de México ante el aumento de la actividad del Popocatépetl que provocó elevar la alerta a amarillo Fase 3.

El legislador integrante de la Comisión de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgos del órgano legislativo señaló que las crecientes exhalaciones de gases y material incandescente obliga, tanto a las autoridades como a los ciudadanos, a estar pendientes de la actividad del volcán para establecer las medidas preventivas en caso de que cambie el semáforo de alerta volcánica a fase roja.

“Es necesario que todas las autoridades de los diferentes ámbitos de gobierno (Federal, estatal y municipal), estén en constante coordinación para atender cualquier emergencia ante el incremento de la actividad volcánica, con la finalidad de garantizar la protección de la población que podría salir más perjudicada por su cercanía con el volcán Popocatépetl”, aseveró.

El legislador de Morena propuso que, ante la situación de emergencia, las autoridades de la Ciudad intensifiquen la campaña de información en los medios de comunicación masiva para que la población esté pendiente sobre la actividad volcánica. “Necesitamos estar preparados para saber qué hacer en caso de que haya una contingencia mayor”, subrayó.

Dijo que existe un protocolo de alerta volcánica que incluye que los ciudadanos tengan a la mano sus documentos oficiales en caso de dejar sus casas y que las autoridades tengan listas las rutas de evacuación para trasladar a los refugios temporales a las personas en caso de que se entre a la fase roja.

Comentó que la actividad del Popocatépetl traer consigo la caída de ceniza en la Ciudad de México, principalmente en la parte sur en las alcaldías Tláhuac, Tlalpan, Milpa Alta, Xochimilco, Magdalena Contreras, Coyoacán e Iztapalapa, por lo que es necesario que los capitalinos cuenten con la protección de vías respiratorias.

Finalmente, señaló que el Protocolo establece algunas recomendaciones, como es el caso de que la gente mantenga la calma; se tenga comunicación para obtener información confiable de parte de las autoridades de Protección Civil sobre la caída de ceniza; evitar realizar actividades al aire libre y si es posible no salir a la calle; cerrar puertas y ventanas y colocar toallas o trapos húmedos en las rendijas; tener a la mano una linterna y pilas; no consumir alimentos en la vía pública; y conducir a baja velocidad y con las luces encendidas, ya que la ceniza dificulta la visibilidad y provoca que el pavimento se vuelva resbaloso.