Por: Redacción/

Los grandes retos de este año para el Partido de la Revolución Democrática será luchar por la democracia, la paz y la seguridad en México, tres grandes temas que vamos enarbolar para recuperar la confianza de la gente, aseguró Adriana Díaz Contreras, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE).

“El PRD tiene una gran oportunidad en los temas que han dejado de ser prioridad para el gobierno, como siempre lo señalaremos pero también propondremos, estaremos ahí para defender los derechos de la ciudadanía y para generar una estrategia de posicionamiento y defensa de los derechos de los ciudadanos”, señaló.

Díaz Contreras manifestó que uno de los ejes principales de la lucha por la democracia es no permitir que se trastoque al Instituto Nacional Electoral (INE), que se quiere incidir desde la Presidencia de la República. “Son 300 años de colonia, 200 de independencia y 30 de la vida democrática. Desde el surgimiento del PRD luchamos por ella y por acabar el régimen presidencialista; hoy vemos que hay una total regresión que no podemos seguir permitiendo”, señaló.

Sobre el tema de la seguridad, expuso que el partido hará un llamado a los políticos, empresarios y organizaciones civiles para exigir el cambio de estrategia que no está funcionando, y por el contrario, ha sido el año más violento en México, “hoy lo que los ciudadanos necesitan es paz”.

Destacó que otro de los grandes retos del PRD ha sido construir un padrón electoral que les permita tener un trabajo territorial, y que mediante la utilización de una aplicación móvil ante el INE, han demostrado que existe el registro de miles de afiliados lo que muestra que el partido tiene militancia.

“Tan sólo en unos meses hemos logrado tener más de un millón 400 mil afiliados y para este 31 de diciembre se cerró con alrededor de dos millones de afiliados, por lo que el gran valor del PRD es su militancia y tendrá como reto consolidarse para lograr no entrar en la polarización a la que nos ha invitado López Obrador”, aseguró.

La dirigente nacional resaltó que el partido comenzará a visibilizarse a través de una agenda que vaya encausada a los principales problemas que están surgiendo en el país, y ésta será la vía que les permitirá ser una opción en el 2021, uno de las más grandes elecciones a nivel nacional donde se elegirá a 300 diputados federales y locales, 15 gobernadores, más de 2 mil 500 presidentes municipales.

“Ésto será un ejercicio democrático en el cual el partido buscará que el INE dé las garantías de certeza y equidad en este proceso electoral”.

Finalmente, mencionó que para lograr el gran cambio que necesita México este 2020 “se tiene que empezar a voltear a ver lo que está pasando, tenemos que generar conciencia para que la gente también haga valer su derecho y el PRD estará dando ese acompañamiento”.