Por: Redacción/

El diputado Marco Antonio Adame Castillo, vicepresidente de la Mesa Directiva, pidió garantizar el respeto a los derechos humanos de los trabajadores de la salud, la paz y la sana convivencia, ante la emergencia sanitaria derivada de la pandemia del coronavirus (Covid-19).

En un comunicado, condenó las agresiones y discriminación que han sufrido médicos, enfermeras y todo el personal de salud, quienes están en la primera línea de batalla en esta contingencia.

“Poner por delante los derechos fundamentales, el respeto a los derechos humanos, debe ser una línea permanente de actuación, pero al mismo tiempo, la preocupación de que, en cumplimiento de su responsabilidad, las distintas instancias coadyuven, colaboren a garantizar el orden y el funcionamiento de las instituciones, en este caso de las del sector salud”, señaló.

Tras el reconocimiento y agradecimiento que realizó la Cámara de Diputados al personal sanitario del país, en particular a las mujeres, Adame Castillo dijo que ha sido preocupación de todas las bancadas que prevalezca el respeto a las garantías individuales de este sector, lo que debe ser una constante para que exista una convivencia sana en la vida democrática de México.

Refirió que médicos, enfermeras, pacientes y familiares quedan expuestos al interior y en las inmediaciones hospitalarias, y por ello se debe garantizar su seguridad.

El diputado panista indicó que cualquier denuncia se debe realizar en las instancias correspondientes y cada una debe asumir su responsabilidad en el ámbito de sus competencias.

“Debe quedar claro que el eje fundamental que rige la vida democrática es el respeto a los derechos fundamentales y el orden para garantizar la paz y la sana convivencia”, insistió.