• Las organizaciones manifestaron que  las personas migrantes detenidos en  la estación de Cupape I en Tuxtla Gutiérrez han sufrido hacinamiento, detención prolongada, falta de información, de alimentación y de condiciones sanitarias.

Por: Oscar Nogueda/

Organizaciones de la Sociedad Civil denunciaron que más de 300 personas, conformadas por mujeres, niñas y niños, estaban detenidas y hacinadas en la Estación migratoria de Cupape II-La Mosca en Chiapas, lo cual es consecuencia del reforzamiento del control migratorio y el cierre de fronteras por parte del gobierno mexicano.

El pasado viernes, mujeres migrantes se manifestaron en la estación migratoria “La Mosca” para exigir la resolución de su situación migratoria, además denunciaron que la estación no cuenta con las condiciones necesarios de refugio.

Asimismo, subrayaron que llevan un mes, junto con sus hijos, detenidos en “La Mosca”, así como que algunos migrantes han sufrido de insolación y golpes de calor debido a las altas temperaturas.

“Cerca de 329 personas muchas de ellas mujeres con sus hijas e hijos, se encuentran privadas de la libertad exigiendo sus derechos, entre ellos la liberación de NNA acompañadas quienes, en todo caso, deben recibir la atención y protección inmediata de la Procuraduría Federal de Protección y del Sistema DIF Estatal y Municipal. Preocupa, además, la situación de hacinamiento en que se encuentran, en completa contradicción con las medidas sanitarias a nivel federal de prevención del COVID-19 y que, en el caso de la Estación Migratoria de La Mosca, profundiza las graves condiciones de alimentación, salud y bienestar que se han denunciado desde su apertura”, señalaron las ONGS.

Asimismo, las organizaciones manifestaron que  las personas migrantes detenidos en  la estación de Cupape I en Tuxtla Gutiérrez han sufrido hacinamiento, detención prolongada, falta de información, de alimentación y de condiciones sanitarias.

El artículo 111 de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes  establece que “en ningún momento las niñas, niños o adolescentes migrantes, independientemente de que viajen o no en compañía de una persona adulta, serán privados de la libertad en estaciones migratorias o en cualquier otro centro de detención migratoria”.

Las ONGS señalaron que se mantienen  la detención de familias migrantes por parte del Instituto Nacional de Migración (INM) en el sur mexicano, asimismo comentaron que existen reportes de personas que no se encuentran en los registros de la Estaciones a pesar  de que se encuentran estos sitios por mucho tiempo. También, reportaron casos de separación de familias y deportaciones masivas sin estudios de cada caso ni privilegiando el interés superior de la niñez.

Al mismo tiempo,  precisaron que el rechazo de personas solicitantes  de asilo, en el puente de internación Rodolfo Robles, evidencia la falta de protocolos de actuación interinstitucional en materia migratoria, por lo que “se deja en total desprotección a la población en movilidad”.

Por ello, solicitaron al INM brindar tarjetas de visitante por razones humanitarias a los Niñas, Niños y Adolescentes migrantes (NNA) que se encuentran detenidos en las estaciones migratorias, así como evitar la deportación de este grupo poblacional para evitar poner en riesgo su integridad.

“Hacemos un llamado urgente a las procuradurías de protección a identificar perfiles de niños, niñas y adolescentes que necesiten protección internacional, con el fin de dar inicio a los procedimientos correspondientes ante la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR)”, mencionaron las ONGS.

Por último, urgieron a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a los centros de detención de migrantes para evitar violaciones a los derechos humanos, así como para dictar las medidas der protección necesarias.