• Las ONGS manifestaron su preocupación por el rechazo del actual gobierno a ser tomadas en cuenta en las decisiones sobre los derechos humanos en el país.

Por: Oscar Nogueda/

Organizaciones de la Sociedad Civil, activistas y víctimas de violaciones de derechos humanos denunciaron ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) el debilitamiento operativo y presupuestal de las instituciones públicas encargadas de la defensa de los derechos humanos en México.

Durante el periodo de sesiones virtuales de la CIDH, las organizaciones apuntaron que las autoridades mexicanas no han publicado el Programa Nacional de Derechos Humanos 2019-2024 (PNDH), así como limitaron la participación de la sociedad civil en la conformación de un documento final.

“Comprendemos los desafíos que ha presentado la actual emergencia sanitaria, al mismo tiempo nos preocupa que, en vez de fortalecerse las instituciones destinadas a proteger y garantizar derechos, particularmente dirigidas a los grupos de población a quienes los impactos de la pandemia les afecta de forma diferenciada, las instituciones  se encuentren profundamente debilitadas”, comentaron las ONGS.

Por otro lado, subrayaron que la desaparición de fideicomisos  y fondos dirigidos a la protección de los derechos humanos de grupos en situación de vulnerabilidad, así como el debilitamiento institucional de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) representan el poco interés de la actual administración en la agenda de los derechos humanos

En comparación con el debilitamiento de las instituciones de defensa de los derechos primordiales, las ONGS destacaron que el gobierno federal  fortaleció a las Fuerzas Armadas, así como impulsó políticas punitivas en el ámbito migratorio y de seguridad.

“Hemos atestiguado el debilitamiento de las instituciones a través de la captura corporativa del Estado, la cual se ha manifestado en el impulso de megaproyectos que benefician a élites y grupos empresariales, incluso durante el contexto de la pandemia, en detrimento de los derechos de las comunidades locales y de los pueblos indígenas”, agregaron las organizaciones.

Aunado a ello, manifestaron su preocupación por el rechazo del actual gobierno a ser tomadas en cuenta en las decisiones sobre los derechos humanos en el país. Por ello, llamaron al gobierno federal a garantizar el respeto  y protección a estos derechos.

Por último, solicitaron implementar medidas urgentes para asegurar justicia, verdad y medidas de no repetición a las víctimas de violaciones de derechos humanos.