• La diputada Edna Gisel Díaz, resalta que el cambio climático encarna una amenaza global, regional y nacional y, por ende, exige acciones decisivas por parte de todos los países.

Por: Redacción/

La diputada Edna Gisel Díaz Acevedo (PRD) propuso reformar el artículo 58 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, a fin de que no se puedan realizar reducciones a los programas presupuestarios ni a las inversiones dirigidas a la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático.

La propuesta, turnada a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública para dictamen, señala que el Anexo transversal del Presupuesto de Egresos de la Federación en materia de cambio climático representa uno de los instrumentos más importantes de la Política Nacional de Cambio Climático.

Resalta que el cambio climático encarna una amenaza global, regional y nacional y, por ende, exige acciones decisivas por parte de todos los países, las cuales deben ir orientadas a asegurar la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y que la población esté preparada para enfrentar los efectos adversos de este fenómeno

Indica que al realizar un análisis a los datos referentes a los recursos destinados a la mitigación, a través del citado mecanismo transversal, se observa una postura desafortunada de los gobiernos frente a las visiones mundiales respecto de los retos en materia de medio ambiente. La desatención se hace patente mediante la asignación de recursos, en los que se observa una variación constante, precisa.

Las variaciones constantes se reflejan en la dificultad de la implementación y continuidad de programas destinados a la reducción y mitigación de los efectos del cambio climático, añade.

Explica que ante los retos en materia de cambio climático y en el marco de los recientes fenómenos naturales que han afectado a diversos estados y municipios, es necesario conocer de forma clara y pública la importancia de una tendencia de crecimiento en la inversión en materia de mitigación de cambio climático.

Subraya que por la convicción de la funcionalidad de los programas transversales y en beneficio de la población para que los impactos producto del cambio climático sean atenuados, es necesario evitar la reducción de los recursos destinados a la mitigación del cambio climático.