Por: Redacción/

Mario Delgado Carrillo, candidato a la Presidencia de MORENA, llamó a los simpatizantes del Partido que emitirán su voto para definir la dirigencia nacional en los próximos días a sufragar con confianza y conscientes de que el INE respaldará los resultados por ser generador de confianza ante el trabajo minucioso e imparcial que hizo en la primer encuesta de reconocimiento de candidatos.

Aseguró que MORENA vivirá un momento histórico de su existencia ya que podrá demostrar a los otros Partidos Políticos que cuenta con la madurez suficiente para llevar a cabo una elección verdaderamente democrática, sin privilegios, sin componendas, sin padrinazgos ni grupos de poder.

Confiado en que los resultados que se darán a conocer el próximo 10 de octubre emanarán de la voluntad ciudadana, “de los morenistas que en sus venas corre sangre tipo 4T positivo”, expuso que ello será suficiente para que no exista una tercera encuesta.

Agradecido con militantes y simpatizantes del partido que lo han apoyado a lo largo de su campaña, reiteró que la inclusión y el diálogo serán el eje central en caso de verse beneficiado por el voto y con ello MORENA en el 2021 repetirá su mayoría política en todo el país.

El asunto es que, explicó, en estos tiempos de consultas públicas, la opinión del pueblo se ha hecho relevante por lo que es la voz de la ciudadanía la que debe demostrar que la Cuarta Transformación en México “ya metió el acelerador” para que México tenga mejores niveles de vida y cierre el paso a la corrupción.

Mario Delgado, quien ha recorrido diferentes partes del país para presentar su plataforma política garantizó que las venganzas, los revanchismos y las amenazas no forman parte de un Partido de vanguardia como lo es MORENA.

De tal suerte que, dejó en claro: “los competidores en estas contienda no son enemigos, son liderazgos con una visión diferente de cómo guiar a este instituto político”.

Hay experiencias, trayectorias, relevos generacionales dentro del partido pero lo que garantiza el engranaje y movimiento de éste, es la gente y ella será la que tenga la última palabra.

Por lo anterior, reiteró, que su dirigencia será itinerante, “habrá que ensuciarse los zapatos, saber lo que el militante y no militante necesita para vivir mejor y así poder transmitirle el mensaje a los poderes del Estado”.

Además, concluyó, será obligación de la dirigencia nacional de MORENA pasar la voz de lo que verdaderamente el Gobierno Federal está haciendo a favor de los que menos tienen desde una zona urbana hasta el poblado más alejado del país a fin de que concientice que su voto para nuestro Partido ha valido y valdrá la pena.