Por: Luis Alberto Rivas 

La nueva Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, impulsada por el GPPAN y aprobada por el Pleno de la ALDF, cumple con los máximos estándar de fiscalización y mantiene una tendencia mundial en términos de acceso a la información pública desde cualquier óptica gubernamental y privada.

“Se trata de una ley enfocada a los derechos humanos; más allá de fortalecer los órganos político-administrativos, el ciudadano podrá pedir datos no sólo de recursos públicos, sino de actividades y ejecución de obras de alto impacto en esta ciudad”, puntualizó el diputado Ernesto Sánchez Rodríguez.

Afirmó que esta nueva ley es un logro del Grupo Parlamentario del PAN y con ella, ahora la Ciudad de México se posiciona a la vanguardia a nivel América Latina, al ser un instrumento legislativo de los más avanzados en la materia.

La ley que contiene más de 270 artículos, para el también Presidente de la Comisión de Transparencia a la Gestión en la ALDF, “es una ley de avanzada y de las mejores del mundo en donde estamos creando precedentes como los órganos garantes de autonomía, es decir, autonomía en su totalidad y no solamente parcial como se hacía en la Ciudad de México”.

Se comenzó a elaborar, dijo, desde el inicio de la VII Legislatura; incluyó la voz de la academia, asociaciones civiles, ciudadanos y expertos en la materia, basados en los principales obstáculos; a lo cual se determinó que “esta ley cuente con el término de rendición de cuentas como un eje transversal para que el político tenga la obligación de facilitar información al ciudadano, pero también tenga el derecho humano a recibirla”.

También se consideró un apartado en el cual, ahora los sindicados y las universidades, serán sujetos obligados a cumplir con las obligaciones de transparencia, con la finalidad de que todo el recurso público sea transparente y los ciudadanos tengan de primera mano la información de lo que se hace con ese dinero. A la ley se añadió la obligación de publicar las famosas declaraciones del 3 De 3, en versión pública cuyo origen es del PAN.

Un punto a destacar por el legislador del PAN es la reducción de plazos en donde el ciudadano tiene acceso a la información en un menor plazo; se trabajó para bajar la burocracia en donde los trámites eran engorrosos, creando un tema de transparencia proactiva; para que el ciudadano pueda acceder a la información “y nada a medias”.

Al ser la más avanzada, explicó, “le estamos dando atribuciones al órgano garante para que sea fuerte y no dependa del Ejecutivo local”.

“Establecimos que la Contraloría sea elegida por el Poder Legislativo, ya que al ser un órgano autónomo debe tener una órgano de fiscalización, que es la contraloría interna la cual pondrá la Séptima Legislatura”, concluyó como un logró Sánchez Rodríguez; destacó la aprobación de esta nueva Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México.