Por: Redacción

A fin de compartir experiencias y generar una propuesta integral respecto de la Ley de Participación Ciudadana, la diputada Vania Ávila García, del Partido Movimiento Ciudadano, sostuvo una mesa de trabajo con presidentes de los consejos ciudadanos delegacionales y Carlos González Martínez, consejero del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

En su carácter de Presidenta de la Comisión de Participación Ciudadana de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Ávila García recalcó que la Ley de Participación Ciudadana es un referente de la Ciudad de México, aunque reconoció que puede ser perfeccionada para hacerla integral y que cumpla con las exigencias y necesidades de los capitalinos.

La diputada exhortó a que, una vez conformada, la Asamblea Constituyente incorpore el tema de la democracia participativa con el objetivo de tomar en cuenta de manera permanente la opinión de los habitantes.

Al hacer uso de la voz, el Consejero Electoral del IEDF, Carlos González Martínez, reconoció la iniciativa y convocatoria al diálogo que ha mostrado la diputada de Movimiento Ciudadano. Celebró que se busque conocer la experiencia de cada presidente de consejo ciudadano delegacional para construir propuestas integrales.

Al exponer sus experiencias, los consejeros ciudadanos coincidieron en que la participación se limita a un acto de opinión, de ahí el poco interés de la población de integrarse a la toma de decisiones de las autoridades delegacionales. Una de las incidencias recurrentes que citaron giró en torno de la indiferencia de las autoridades delegacionales para considerar las soluciones que la población gestiona a través de los consejeros ciudadanos.

Abundaron en que la fala de técnica organizacional es un factor que impide realizar un trabajo óptimo, ya que se necesita sentido crítico y analítico a fin de determinar el presupuesto participativo. Los consejeros delegacionales expusieron propuestas para el mejoramiento de la participación ciudadana y la conformación de los consejos.

Los representantes delegacionales abundaron que se debe “obligar” a las autoridades a reconocer su figura, otorgándoles de todas las facultades necesarias para desempeñar de manera óptima su función.

Otra de las propuestas expuestas fue jerarquizar por orden de importancia las demandas de los capitalinos, a fin de darle solución a cada una, que incidirá en una mejor utilización del presupuesto.

Respecto de la capacitación, pidieron sea tema obligatorio a fin de que los candidatos a consejeros delegacionales estén enterados de todo lo que implica ese cargo honorífico en las delegaciones políticas de la Ciudad de México.

Finalmente, la diputada Vania Ávila anunció que prepara un punto de acuerdo para lograr la creación de la Procuraduría de Participación Ciudadana, que sería el organismo adecuado para atender las demandas de la población.