• La ciudadanía implica la puesta en práctica de habilidades y valores democráticos como son la tolerancia y el respeto hacia los demás, pero sobre todo frente a aquellos que piensan distinto, enfatizó.

Por: Redacción/

La educación es un elemento indispensable para la construcción de ciudadanía, tanto de la identidad política, cultural e histórica de una sociedad, como en la práctica de actitudes, creencias, comportamientos, valores y principios que rigen la convivencia en un contexto democrático, afirmó el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova.

“Hablar del futuro de la educación es, inevitablemente, hablar del futuro de la ciudadanía”, dijo al participar en la mesa titulada Diálogo sobre la educación del futuro, en el marco del Foro Global Virtual Educa.

Lorenzo Córdova recordó que la ciudadanía en democracia no se circunscribe solamente a cumplir con la emisión del voto, derecho y obligación de las y los ciudadanos, sino que va más allá de definir quiénes nos gobernarán.

La ciudadanía, explicó, debe exigir rendición de cuentas de parte de sus gobernantes premiando las buenas acciones de gobierno y sancionando las que no lo son, a partir de diversos mecanismos de rendición de cuentas y el ejercicio de un voto informado.

Intolerancia y polarización, riesgos de la democracia

La ciudadanía implica la puesta en práctica de habilidades y valores democráticos como son la tolerancia y el respeto hacia los demás, pero sobre todo frente a aquellos que piensan distinto, mencionó el Consejero Presidente.

En momentos en que las democracias enfrentan un problema de desafección por la falta de resultados, producto de la existencia no resuelta de grandes problemas de nuestro tiempo como la desigualdad, la creciente pobreza, la desinstitucionalización de los sistemas democráticos, la crisis de credibilidad de partidos y parlamentos, así como las noticias falsas y la desinformación; la polarización y la intolerancia que se practican cotidianamente en la sociedad son un caldo de cultivo para la germinación de pulsiones autoritarias.

En la construcción de ciudadanía con cultura cívica, uno de los principales desafíos es el de la práctica de uno de los valores en riesgo: el de la tolerancia, expresó.

La ciudadanía es la habilidad y capacidad para construir comunidad, vivir en sociedad democrática, donde todos puedan alcanzar el máximo potencial para exigir y votar por un gobierno que respete y haga respetar los derechos humanos y amplíe las oportunidades de desarrollo de las personas, expresó Lorenzo Córdova.

La mesa fue coordinada por Miguel Brechner Frey, ex Presidente de Plan Ceibal de Uruguay, y en ella participaron João Costa, Secretario de Estado Adjunto de Educación de Portugal; la Senadora Beatriz Paredes Rangel y Monserrat Creamer Guillén, Ministra de Educación de Ecuador.