• A partir de la medianoche, en el barrio de Shinjuku una cantina espera saciar el hambre de los habitantes de Tokio. Un lugar en el que se dan cita los noctámbulos.

Por: Griselda Fernández/

A partir de la medianoche, en el barrio de Shinjuku una cantina espera saciar el hambre de los habitantes de Tokio. Un lugar en el que se dan cita los noctámbulos para disfrutar los alimentos que se preparen.

Nadie sabe el nombre del chef que en cada capítulo ofrece un platillo delicioso pero todos saben que su cantina estará abierta hasta las siete de la mañana para ofrecer un gourmet nocturno. ¿Que quién visita un bar-restaurant a esas horas? Personajes variados que tienen historias de amor, poder, mafia, sexo, fama y todo lo que te puedas imaginar.

Esta serie nipona disponible en Netflix y titulada La Cantina de medianoche. Historias de Tokio, está basada en el manga de Yaro Abe, integrante del club de manga de la Universidad de Waseda (donde estudió) y que a sus 41 años debutó como mangaka con esta obra, es así como gana el premio Shogakukan, uno de los más prestigiados en Japón y que se otorga al mejor manga del año en distintas categorías.

Aunque el autor fue premiado en 2003, estos peculiares relatos de cocina y drama comenzaron a publicarse hasta el 2006, que por cierto siguen siendo un éxito tanto en papel como en lo audiovisual.

La única política es que solo se puede preparar lo que haya esa noche en la carta, aunque si el cliente desea otro platillo, debe comprar los ingredientes para poder prepararlo.

En cada episodio se abordan historias completamente distintas, pero todas incluyen una moraleja, una enseñanza que rescata los valores tan distinguidos de las series japonesas; el amor, la amistad, la lealtad y qué mejor complemento que la comida.

Ramen, cerdo a la plancha, tortilla con arroz, tofu de huevo y vino de ciruela son parte de la gastronomía que nos presenta esta deliciosa serie. Y si quieres saber más de la obra original, Astiberri es la editorial que presenta la historia de esta peculiar cantina.

Si eres fiel seguidor del contenido oriental y te gusta la comida, este contenido es el indicado y por qué no, disfrútalo más con un aperitivo después de la medianoche.