Por: Redacción

El vicecoordinador de los diputados del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que el PRI hará un análisis “serio y completo” de cada una de las elecciones del pasado domingo, para conocer las causas de su derrota y así poder cambiar su estrategia y trato con la sociedad.

“Tenemos que cambiar de estrategia, nuestro trato con gobiernos, nuestro propio trato con la sociedad, pero primero tenemos que esperar a que termine el proceso y revisar elección por elección”, dijo en declaraciones a la prensa en el Senado, en el marco de la Comisión Permanente.

“Hay una cosa de la que queda constancia, no hemos encontrado hasta ahorita ese vínculo que nos comunique con la sociedad de manera eficiente, tanto para las cosas buenas que hacemos como para explicar por qué algunas no han salido bien”, reconoció.

El líder parlamentario sostuvo que no sólo el PRI perdió, sino también el PAN, ya que fue derrotado en medio de acusaciones de corrupción en estados que ya gobierna, como Oaxaca y Sinaloa, con lo cual —dijo— la sociedad envió un mensaje a los partidos políticos que debe ser asumido con humildad.

“No podemos seguir viendo, los partidos políticos o los políticos, y escuchando lo que dice la gente desde arriba, hay que escuchar qué se dice abajo, más que las encuestas”, externó.

Ramírez Marín descartó que la iniciativa del Ejecutivo federal sobre matrimonio igualitario haya influido en los resultados de las elecciones, aunque consideró que sí pudo haber tenido un efecto en algunas localidades, según cómo lo haya usado la oposición.

“No veo yo ninguna relación entre un aumento de votos de la izquierda o una disminución de votos por el PRI, por la iniciativa (sobre matrimonio igualitario) del presidente (Enrique Peña Nieto)”, subrayó.

Asimismo, el diputado priista manifestó que la derrota de su partido no obedeció a una sola causa, ya que cada elección tuvo circunstancias particulares.

“Sería demasiado simple decir, es culpa de los gobernadores, es culpa de la ley de los matrimonios igualitarios. No es un asunto de culpas. Hay que revisar (las elecciones) con mucha calma”, añadió.

Comentó que el PRI impugnará los resultados de las elecciones en los estados donde se reúnan tres condiciones: que efectivamente se influya en la elección, que pueda significar un cambio de resultado y que haya pruebas para presentar las impugnaciones.