• “No es un presupuesto inercial, porque no estamos en una normalidad, estamos en condiciones extraordinarias y, por lo tanto, hay que analizar el presupuesto a partir de que estamos en una situación que no es típica, no es normal”, aseveró.

Por: Redacción/

El coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, Mario Delgado Carrillo, manifestó que ante el impacto económico causado por la pandemia del Covid-19, el Gobierno Federal no hizo lo que los otros gobiernos: pensar en su caja; por el contrario, está pensando en cómo proteger los bolsillos de las familias mexicanas a través del proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021.

Argumentó que el Gobierno mexicano decidió apretarse el cinturón, en lugar de que se lo aprieten las familias, por ello, y con toda seguridad, se hace un ejercicio de austeridad en solidaridad con la emergencia sanitaria por la que atraviesa la nación.

“El Gobierno de la República está poniendo el ejemplo en materia de austeridad, y así tendría que ser porque, si no, no hay manera de que esto alcance”, expresó en un comunicado.

Delgado Carrillo puntualizó que el mundo y el país viven una situación económica que no habían visto generaciones enteras derivado de la pandemia, y el próximo año será complicado, por lo tanto es preciso evaluar el proyecto de Presupuesto a la luz de este contexto.

“No es un presupuesto inercial, porque no estamos en una normalidad, estamos en condiciones extraordinarias y, por lo tanto, hay que analizar el presupuesto a partir de que estamos en una situación que no es típica, no es normal”, aseveró.

Aclaró que otros gobiernos para llenar su caja daban gasolinazos o se endeudaban o aumentaban los impuestos, y todo eso generó un daño económico a la gente, a las familias y hasta a las empresas, debido a que no se alcanzaba a compensar financieramente.

“¿Entonces qué ha hecho ahora el Gobierno? Mejor cuidar la bolsa de las familias, no endeudar, no aumentar las gasolinas y no aumentar impuestos, por lo tanto, pues evidentemente no va a alcanzar para todo”, afirmó.

En ese sentido, el líder parlamentario apuntó que el Presupuesto para 2021 tendrá garantizado el financiamiento para todos los programas sociales, porque el Gobierno Federal se ha comprometido en atender primero a los pobres, además de que éstos ahora son derechos constitucionales establecidos.

Por lo tanto, agregó, se tiene que proteger en una crisis a quien más lo necesita, a los grupos más vulnerables. Entonces no habrá ninguna caída en la pensión de adultos mayores, ni en los apoyos para personas con discapacidad, ni en las becas para niños y jóvenes, ni en los programas para los Jóvenes Construyendo el Futuro, ni en los apoyos para los pequeños productores, eso está íntegro.

Acotó que en el presupuesto se logra tener un poco más de recursos para la inversión en infraestructura, porque ese gasto es contracíclico por excelencia, y generará mucha actividad económica además de más empleo.

Finalmente, el diputado federal de Morena señaló que “sería deseable tener más recursos, pero no es una falta de voluntad política, es una realidad económica que tenemos, una situación extraordinaria por las consecuencias del virus que nos cayó a México y al mundo”.