Por: Redacción

Las pruebas que la Procuraduría General de Justicia capitalina aportó al pliego de consignación contra Jacinto Cortez Melchor y Cirilo Rodríguez Medina, como parte del trabajo permanente que realiza en el combate al narcomenudeo, resultaron suficientes para que un juez de primera instancia les dictara auto de formal prisión, después de ser sorprendidos por agentes de la Policía de Investigación (PDI) en la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA) comercializando droga.

De acuerdo con la causa penal 57/2016, Cortez Melchor está implicado con el delito contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo y comercio, hipótesis de venta; en tanto, Rodríguez Medina en su modalidad de posesión simple, quedando formalmente presos en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte.

El titular de juzgado Sexto Penal ordenó iniciar juicio sumario a los imputados, detenidos el 15 de marzo pasado por elementos de la PDI, en la nave 3 del área de Hortalizas de la CEDA, cuando Cirilo le entregaba a Jacinto 50 pesos por un paquete de periódico que contenía marihuana.

En la revisión, los investigadores encontraron también una bolsa con más de 300 gramos de esa planta, misma que Cortez Melchor les ofreció, así como 200 pesos que había obtenido por la venta, a cambio de no ser detenido.

Ambos implicados fueron trasladados ante el Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Narcomenudeo, donde se ejerció acción penal en su contra.

En tanto, el vegetal asegurado fue enviado a la Coordinación General de Servicios Periciales, donde se confirmó que se trata de 383.5 gramos de Cannabis Sativa, conocida comúnmente como marihuana.

Esta información se emite en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para la Ciudad de México.

Los presentados tienen el carácter de probables responsables, lo que no implica una sanción penal hasta que lo determine la autoridad jurisdiccional.