Por: Arturo Nájera/

El presidente Andrés Manuel López Obrador no firmará hoy la carta en la que reitera compromiso de no reelección por motivos del 81 aniversario de la expropiación petrolera, que él calificó como un hecho histórico y una decisión acertada y benéfica porque desde entonces el petróleo ha ayudado al desarrollo del país.

Durante su conferencia matutina dijo que por convicción y por principios está en contra de la reelección de tal manera que lo pondrá por escrito haciendo un compromiso público, con un documento que ya tiene preparado. Lo anterior con la finalidad de “alejar el rumor, esa infamia” que sus adversarios están difundiendo para evitar que se lleve a cabo la revocación de mandato.

Sobre el tema del petróleo expuso que la industria en México está pasando por un mal momento por la irresponsabilidad de los tecnócratas y de los neoliberales, además del afán por la privatización y por la corrupción que imperaba en Pemex. Recordó que aún y con todo lo señalado gran parte del presupuesto público proviene de los ingresos del petróleo.

Dio a conocer que en su administración se tiene el propósito de fortalecer Pemex para que produzca y sea eficiente sin corrupción con el fin de que resurja. Para ello expondrá cuales son las condiciones de la paraestatal y los mecanismos para cumplir el objetivo. Sin que esto afecte los contratos que se firmaron en el sexenio pasado, pues ninguno se cancelará.

El director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, durante su intervención destacó que las calificadoras internacionales le habían otorgado BBB- a Petróleos Mexicanos en el 2012 y 2013 cuando se perforaron mil 238 y 823 pozos exploratorios y de desarrollo, respectivamente. Mientras que de 2014 al 2018 la calificación subió a BBB+ sin importar la baja de perforaciones de pozos que llegó hasta 80 en un año.

Detalló que para este año se pretende perforar 506 pozos y con esta perspectiva las calificadoras bajaron a BBB-. Agregó que para 2019 se proyecta desarrollar 20 campos nuevos, 16 en aguas someras entre el litoral de Tabasco y la zona de Campeche, mientras que los restantes en tierra entre Campeche y Veracruz.

Por lo que se construirán 13 plataformas de producción marinas, se instalarán 14 ductos con una longitud total de 175 km y ocho interconexiones entre las plataformas existentes.

Para los campos en tierra se construirán tres plataformas y ampliarán nueve; se instalarán 13 ductos con una longitud total de 88 km y se pondrá una batería de separación y optimizará la que ya existe.

En otro tema, el presidente anunció que hoy inicia la licitación para la construcción de la refinería en Dos Bocas, Tabasco, y que hoy estarán en Tula, Hidalgo, para conmemorar los 81 años de la expropiación petrolera.

Para dar más detalles la secretaria de Energía, Rocío Nahle, dijo que hoy se entrega la licitación, que fue por invitación restringida, a cuatro empresas que calificó como las mejores del mundo. Agregó que no puede dar los nombre hasta que el López Obrador los dé en Dos Bocas.