• “Es urgente un golpe de timón y cumplirles a las y los mexicanos con acciones efectivas, no con mentiras ni maquillando cifras”, sostuvo el presidente nacional del PRD.

Por: Redacción/

A tres años de haber asumido la presidencia del país, hoy el titular del Ejecutivo y su gabinete nada tienen que celebrar, el país enfrenta una grave crisis y lo que pretenden es montar un circo desde Palacio Nacional, ocultar cifras y no asumir responsabilidades antes los miles de decesos por la pandemia, la falta de empleos y el aumento imparable de la violencia e inseguridad, recalcó el presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Jesús Zambrano Grijalva.

“A mitad de este sexenio los resultados no son positivos: las y los mexicanos no cuentan con acceso a la salud, ni con servicio de calidad, no hay medicamentos suficientes en los hospitales, las familias mexicanas no cuentan con empleos dignos ni bien remunerados y se sienten inseguros en las calles y ¿con todo esto desde Palacio Nacional convocan a una celebración masiva en el Zócalo?”, cuestionó.

El líder perredista afirmó que México atraviesa por una situación muy preocupante en materia de salud; expertos ya alertan por una cuarta ola por COVID-19 y con arrogancia las autoridades federales la desestiman, como lo hicieron durante todo el confinamiento, y con insensibilidad como lo demostraron ante las más de 300 mil muertes que ocasionó el virus.

“Son tres años de polarizar al país, de descalificar a quienes no coinciden con el pensamiento y modo de actuar del mandatario federal, atentados constantes contra la democracia y organismos autónomos, ataques y persecución en contra de la comunidad científica que tanto aporte le ha hecho a nuestro país. Y lo que veremos hoy en el Zócalo será el capítulo tres de una tragedia convertida en telenovela, porque está claro que quienes hoy gobiernan México viven una realidad distinta a la de millones de mexicanas y mexicanos”, señaló.

Respecto a la inseguridad y violencia cada día va en aumento, la estrategia de seguridad es un fracaso. En México 11 mujeres son asesinadas al día y al inicio de su sexenio el presidente asumió el compromiso de crear políticas públicas para que las mexicanas vivieran seguras, libres de violencia y hoy ese discurso ya se le olvidó . Ante la realidad a que la se enfrentan las mujeres el presidente cierra los ojos e ignora la situación.

“En el PRD señalamos los aciertos y desaciertos, pero para este gobierno federal no hay aciertos, son resultados malos y por ello nuestro instituto político seguirá alzando la voz y exigiendo seguridad, medicamentos, empleos y salarios dignos”, expresó.