Por: Redacción/

Las diputadas del PRI Laura Barrera Bortoul y Mariana Rodríguez Mier y Terán alertaron que desde que se implementaron las medidas de confinamiento para prevenir el contagio del coronavirus (Covid-19), se ha incrementado la violencia contra las mujeres y los grupos vulnerables.

En un comunicado, exhortaron al Poder Judicial a habilitar juzgados familiares para recibir exclusivamente demandas en casos de violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes.

Asimismo, comparecencias en materia de alimentos cuando se trate de actos prejudiciales relativos a la separación provisional de cónyuges, separación cautelar de personas, así como la guarda y custodia provisional de menores de edad y demandas de juicios de alimentos.

También casos relativos al régimen de visitas y convivencias, en situaciones que por urgencia sea necesario, en pro del interés superior de las niñas, niños y adolescentes y en aras de evitar un peligro derivado de violencia familiar.

Las diputadas priistas refirieron que en México de enero a marzo de 2020, del total de llamadas al 911, 4.15 por ciento fueron para denunciar violencia familiar; 1.39, violencia de pareja; y 1.61 por ciento, violencia contra la mujer.

Además, según datos de la Red Nacional de Refugios, las llamadas por violencia de género aumentaron un 60 por ciento y las peticiones de asilo un 30 por ciento, lo que revela que se vulneran los derechos humanos fundamentales de las mujeres y las limita del goce y disfrute de los mismos.

Barrera Fortoul y Rodríguez Mier y Terán subrayaron que esta situación exige a las instituciones encargadas de procuración de justicia y protección de víctimas un gran compromiso frente a la clara urgencia de atender esta problemática de manera oportuna y coordinada, sin poner en riesgo a ningún servidor público ni familia mexicana.

“La violencia intrafamiliar no está en cuarentena y las instituciones que garantizan su seguridad tampoco pueden estarlo; por eso, ante la suspensión de actividades del Poder Judicial en las entidades federativas, miles de mujeres, niñas y niños están siendo afectados y está en riesgo su integridad y sustento económico durante estas semanas”, aseveraron.