Por: José Manuel Mota Fernández

El actual campeón de la Copa América, Chile, consiguió sus primeros tres puntos en el torneo, tras derrotar 2-1 a Bolivia. Con doblete de Arturo Vidal para ‘La Roja’ y la anotación de Jhasmani Campos, le dieron forma al marcador. Este partido abrió la fase dos del Gurpo D y se llevó a cabo en el Soldier Field Stadium, ubicado en Chicago.

El equipo chileno fue el primero en generar jugadas de peligro, la primera se registró al minuto 8, con un centro área, que no pudo ser bien rematada por Alexis Sánchez y la segunda, fue al 10, con otro envío al área que fue rematado por el mismo jugador, solo que del otro lado del área, esta vez, su testarazo se fue por encima de la portería defendida por Carlos Lampe.

Luego de que se jugaron 36 minutos de partido, ‘La Roja’ se volcó hacia el frente, sin embargo, el muro defensivo que levantó Bolivia, se tornó imposible de superar. Las aproximaciones más claras, fueron tiros de larga distancia y que se fueron muy por encima de la cabaña del guardameta Lampe.

Al minuto 39, Edward Zenteno salvó a su equipo tras una mala salida de Lampe, este último, intentó cortar el centro enviado para Arturo Vidal, pero quedó corto y le dejó el balón al ‘Rey Arturo’, quien, en el piso, alcanzó a retrasar la bola para Charles Aranguiz, él tiro a puerta de primera intención, sin embargo, el vientre y la parte baja de Zenteno, evitó que se abriera el marcador.

Cuando regresaron del descanso, el marcador se abrió y fue a favor de Chile. Para conseguir la Diana, Arturo Vidal mandó un balón filtrado para Alexis Sánchez y este, al ver que la cancha se estaba acabando, mandó una diagonal retrasada para el Rey Arturo, que con la parte interna del pie derecho, definió al poste derecho de la meta de los bolivianos.

En el minuto 61, cuando Chile mejor jugaba, Bolivia consiguió el empate a un gol, con una jugada de tiro libre. El balón estaba cerca de la esquina izquierda del área Roja y el tiro lo ejecutó Jhasmany Campos, quien entró de cambio al minuto 58. El delantero del Kazma SC, de la liga de Kuwait, cobró directo al arco y consiguió el mejor que se ha marcado en la Copa América Centenario, hasta el momento. La bola se elevó bastante y fue cerrando paulatinamente, para bajar con violencia en el último trayecto e ingresar por el ángulo superior derecho de la portería de Claudio Bravo.

Posteriormente al minuto 72, Carlos Lampe, portero boliviano, salvó a su equipo de recibir la segunda anotación del partido, tras el cobro de falta de Alexis Sánchez. El envío de Sánchez superó la barrera y bajó bruscamente, sin embargo, el buen recorrido del portero y el lance a media altura, con la mano derecha totalmente estirada, evitó que el esférico entrara, luego, cuando estaba en el suelo, se encontró el remate de Vidal que, dicho sea de paso, no hizo un buen contacto.

Para concluir el partido, la alegría y el buen futbol que se había mostrado por lapsos, se vio opacado por una patada que recibió Ronald Eguino, por parte de Eduardo Vargas. El juador chileno, intentó rematar de chilena el centro que le habían mandado, sin embargo, lo que encontró fue la cabeza de Eguino, quien cayó prácticamente inconsciente, afortunadamente, regresó al minuto 90+5.

Chile, recibió la oportunidad al minuto 90+7, luego de que el abanderado dos, señaló una mano dentro del área boliviana, situación por la cual Marrufo, árbitro central, decretó la pena máxima. Fue Arturo Vidal, el encargado en cobrar desde los once pasos y lo hizo con un tiro fortísimo a la derecha y a media altura, mientras que Lampe realizó su lanzamiento hacia el otro sector.

Con este resultado, Chile se colocó parcialmente en el segundo puesto de su grupo.