• Destacó la satisfacción y orgullo de ir a la justa veraniega con una promesa del atletismo; actualmente realizan un campamento de altura en Toluca y se concentrarán en el CNAR previo a Tokio.

Por: Redacción/

En 2019, Alegna Aryday González Muñoz, de 22 años, calificó a los que serán sus primeros Juegos Olímpicos, en Tokio 2020, una meta que alcanzó de la mano de su entrenador Ignacio Zamudio Cruz, quien en plática con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), compartió la satisfacción que siente con este logro, pues destacó que la atleta especialista en 20 kilómetros tiene cualidades y una sólida preparación que la pueden meter en los primeros lugares de la justa veraniega.

La edición XXXII de este certamen, que se encuentra a 13 días de distancia, no solo significará el debut de la joven chihuahuense, sino también el de Zamudio como entrenador, pues sumará este magno evento a su nutrida lista de eventos nacionales e internacionales en los que ha participado con los jóvenes atletas que ha guiado dentro y fuera de las pistas.

“Me siento muy optimista, Juegos Olímpicos era el único evento que me faltaba calificar para estar en todos los eventos de juveniles hasta mayores; he tenido la oportunidad de ganar la mayoría de los eventos juveniles con mis atletas desde nacionales e internacionales, es un orgullo y satisfacción, habla del trabajo que hacemos con los jóvenes”, destacó el también coordinador nacional de la disciplina en CONADE, organismo al que agradeció el apoyo constante para la preparación de los seleccionados.

“Las expectativas con Alegna son buenas, espero que estemos dentro de los finalistas, entre los primeros seis u ocho, puede tener medalla o no, pero cualquiera de esos lugares va a estar muy bien para ella, será un buen resultado; es una chica de 22 años en una prueba donde le queda mucho por delante y por desarrollar, deseo que este dentro de esos primeros lugares”, agregó.

Galardonado con el Premio Nacional de Deportes (PND) 2018 en la modalidad de entrenador, Ignacio Zamudio destacó que “se siente optimista” ante los buenos resultados que Alegna González ha conseguido durante su preparación olímpica, pues, dijo, cuenta con cualidades que la hacen destacar y posicionarse en un lugar privilegiado de la marcha mexicana.

“En los eventos en los que ha tenido sus mejores resultados, que han sido la mayoría, destaca su mentalidad, carácter, constancia, determinación, es lo que ha apoyado en la preparación, además de lo claro que tiene sus objetivos y la confianza que le da el entrenamiento que realizamos, eso lo que tiene como principales cualidades”, detalló.

Comunicación y confianza, la clave de la dupla atleta – entrenador

La buena relación que han mantenido Ignacio Zamudio y Alegna González se ha reflejado en los buenos resultados de la promesa de la marcha mexicana, por lo que el entrenador exaltó que los logros también son compartidos, “es un trabajo 50-50”, ya que es una relación a base de comunicación, confianza y amistad la que se ha forjado en ambos, pues, destacó, debe ser una guía dentro y fuera de las pistas.

“Nuestra dupla es muy buena, se ha basado en la confianza de parte de los dos, de comunicación, una relación cercana porque convives en todo momento, a la hora de los alimentos, entrenamiento, incluso hasta emocionalmente me confían algunas cosas personales porque todo afecta; no dejan de ser personas que llegan a tener problemas y que tengan esa confianza y yo los pueda apoyar, dar un consejo, eso mantiene una buena relación”, dijo.

“Trato de ser una guía que les pueda ayudar en la mejora de sus resultados y objetivos, trato de formar atletas, no soy entrenador únicamente, necesitamos trabajar constantemente para hacernos de atletas, somos entrenadores formativos, detectores, desarrolladores de alto rendimiento; afortunadamente a ella la tuve desde esa etapa y eso es lo que le ha ayudado, que haya estado con un solo entrenador hasta este proceso que cumplió llegando a unos Juegos Olímpicos”, externó.

Zamudio destacó que el trabajo de las emociones es clave para afrontar el magno evento deportivo, por lo que le ha compartido a la marchista palabras de aliento, “lo que le digo son palabras de optimismo, de trabajo, tratar de que vaya proyectando el día del evento, el resultado que quiere obtener, eso se va sumando día a día como ha sido todos estos años y, en esta última etapa, queremos seguir visualizándolo de esa manera, cada entrenamiento cuenta y va a ser determinante a la hora de competir”, aseguró.

Previo a su campamento de altura en Toluca, el equipo de Ignacio Zamudio realizó una preparación de aclimatación en Ixtapa Zihuatanejo, condiciones que sean probables en el Parque Sapporo Odori, sede de la marcha olímpica, y donde González verá acción el 6 de agosto; además, adelantó, se concentrarán en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y Alto Rendimiento (CNAR) antes de emprender el viaje a tierras asiáticas.