Por: César Hernández/

Con cinco producciones discográficas, Los Músicos de José son fieles representantes de la escena jazzística en México, pues su combinación con géneros como el funky, rock, experimental, rap y ritmos latinos, ha llamado la atención de un público variado desde su creación en 1996 por David López, Miguel Haller ,Paul Spalla y Aldo Max.

Desde su perspectiva, su objetivo es crear música poderosa sin moldes que vaya dirigida a los pies, las tripas y los dos hemisferios del cerebro a través de un sentimentalismo furtivo, combinado de un goce efervescente y experimental, ya no se limitan a integrar nuevos sonidos e instrumentos.

Igualmente, su música les ha permitido llegar tanto a festivales internacionales de jazz, como de rock, world music o fiestas latinas. Actualmente, Los Músicos de José se encuentran produciendo nuevo material musical y en esta ocasión platicamos con ellos para que nos dieran detalles sobre la producción y el desarrollo de su próximo single “La Chica Bum”.

¿Con qué estilo estará impregnado este nuevo tema?

Pues como siempre andamos muy Hip-hoperos y más el sello funky de la banda, pues ahí tendremos “La chica bum”. Pero también estamos incorporando un estilo de música disco, más las partes de rap, los coros de Charly. Igualmente agregamos unas cuerdas, entonces es una rola muy fiestera que nos gusta tocar mucho porque está hecha para hacer la fiesta y es una de los primeros tres sencillos que sacaremos en apróximadamente una semana en todas las plataformas.

De hecho, este tema se estrenó en nuestra pasada presentación del festival Bahidorá y aprovechamos que la gente nos recibió muy bien para hacer el video con ellos.

¿Estos tres sencillos serán parte de una nueva producción larga?

Sí, de hecho tenemos eso en mente. A diferencia de otros años, en esta ocasión no esperaremos a sacar todo el disco para que la gente lo escuche, sino que sacaremos los temas poco a poco, de hecho ya tenemos entre cuatro o cinco canciones grabadas, entonces ahora que ya tenemos listo “La chica bum” se va a lanzar y en cuanto esté disponible ese, cada dos meses estaremos liberando el resto hasta que, esperemos en un año, sacar el disco completo con 10 ó 12 tracks.

Al igual que sus dos últimos discos ¿Ustedes se encargaran de la producción del disco?

Claro, es un paso que hemos dado gracias a las nuevas tecnologías que nos han permitido grabar bien desde un home estudio, así no nos sentimos presionados con el tiempo y nos ayuda a la creatividad. Seguimos trabajando con algunos productores pero pues nosotros nos encargamos del 90 por ciento de la producción de los temas.

Somos un grupo grande, entonces todos colaboramos de diferentes formas y es lo que le da, finalmente, esa fuerza y ese sello a las rolas. Por más que alguien traiga un tema en particular, siempre se enriquece con la participación de todos y esa es la magia de Los Músicos de José.

¿Se planea lanzar el material en físico?

Claro que sí, aún no decidimos si queremos lanzarlo en CD, Vinilo u otra cosa pero claro que tenemos ganas de seguir sacando material físico. Aparte, somos de esa generación que nos gusta tener los discos físicos. Siempre nos gusta esa onda del arte plasmada en las portadas y colaborar con los diseñadores porque la verdad los discos de Los Músicos de José contienen muy buen arte y en esta ocasión no será la excepción.

Dentro de su trayectoria y experimentación con diversos géneros ¿Cómo ha madurado su perspectiva para crear música? y ¿cómo se refleja eso en su nuevo material?

Pues desde nuestra perspectiva siempre hemos hecho la música que queremos porque nunca ha sido nuestra intención pertenecer a un nicho o ser comerciales, literalmente hablando, y pues llevamos muchos años, al principio nuestra música era más pacheca porque pues éramos más pachecos (ríen) y siempre tuvimos una vena muy apegada al hip- hop pero no fue hasta siete años con Charly que pudimos equilibrar muy bien el jazz y el funky con su estilo.

Ahora, para este disco, hemos madurado en torno a que todas la rolas que hemos grabado tienen voz, a diferencia de otros materiales; tenemos los coros de hip-hop porque pues nuestra influencia han sido los Beastie Boys y hemos equilibrado eso con el jazz.

Han tenido la oportunidad de visitar europa y otros países de Latinoamérica ¿Cómo cambia el público de los diferentes países que han visitado?

Pues hemos tenido la oportunidad de visitar Costa Rica, Chile, Francia, Indonesia, también rolamos mucho por el territorio nacional y pues la verdad en todos lados se hace fiesta, que es lo importante. Afortunadamente no sentimos diferencia entre estos países o ciudad en particular, la música de la banda siempre es bien acogida y nosotros nos morimos en el escenario y eso se transmite.

Por ejemplo, pese a que en Indonesia no es un público tan cálido nos fue muy bien y en Francia fue raro porque era un público muy joven que pese a que no conocían demasiado el mambo, lo recibieron muy bien y parecía que las rolas ya las conocían. Ahí el “A Go Go” y el disco “¡Dilo!” (Tributo a Pérez Prado) se volvieron universales.

Ahora bien, en todo este tiempo ¿Cómo han visto a la escena musical mexicana?

Pues… (ríen) hay muy buenos músicos, lo que tal vez falta es contundencia, especialmente en el jazz. Dentro del rock pues hay demasiadas bandas pero sólo suenan seis de una población de “cien millones”, porque siguen tocando las mismas bandas de rock en los festivales y siguen cerrando esas mismas bandas de siempre, no es crítica, los que están ahí están por méritos pero nos gustaría que hubiese también más apertura de mente de la gente para aceptar otro tipo de música mexicana, especialmente, que está hecha con un chingo de ganas y corazón.

Lo que hace falta también es espacios, porque la gente no escucha esa música porque los músicos no se pueden escuchar, creemos que si no se les encontrase tan pocas veces a esas bandas pues la gente los conocería y les agradaría cada una de esas propuestas.
Igualmente, la música es una carrera de resistencia y a mucha gente le decepciona eso, porque creen que se van a hacer ricos con la música y cuando no lo logran, se retiran. Nosotros estamos aquí sí, para vivir de esto, pero también por la pasión de hacer música.

¿Cuál es el futuro para el jazz en México?

Pues que siga evolucionando y transformándose, que sigan habiendo, quizá, más proyectos perdurables, no que haya nada más buenos músicos tocando por ahí en 20 proyectos. Que los músicos tengan continuidad en sus agrupaciones, que se reúnan para generar música y que a pesar de los años, se sigan reuniendo para sacar a la luz su creatividad.