• El también fundador y programador artístico del Festival Catrina subrayó que “lo importante es no culpar al entorno, sino hacerse responsable de la propia vida y esto pasa mucho en la industria musical”.

Por: Redacción/

En la industria musical, la actual situación de confinamiento social ha exigido y exige a artistas y manejadores ser más creativos “para darle la vuelta a la situación”, ya que internet ofrece muchas herramientas para “mantenernos activos, no hay que rendirse”, señaló Joaquín “Wakks” Pavia, al participar en la serie “Hay futuro. Diálogos de la industria de la música en vivo, ante la pandemia”, realizada por el área de Grandes Festivales Comunitarios de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

La noche del martes 15 de diciembre, Pavia, director de la oficina de management de Los Manejadores y mánager de artistas como Mon Laferte y El David Aguilar, así como de los grupos Los Tres (Chile) y Jumbo (México), conversó con la periodista cultural Patricia Peñaloza, en esta producción que reúne a músicos y miembros reconocidos en la escena mexicana para hablar de los retos y dinámicas con las que han enfrentado la pandemia causada por COVID-19.

“Yo tenía previstas varias giras con artistas y festivales confirmados en este 2020, y con la pandemia todo se detuvo, por lo que hice una plataforma de streaming en la que hemos estado luchando por presentar contenidos de calidad, como conciertos. También hice un podcast enfocado a orientar a la gente a cómo acercarse a la industria musical. Igualmente he estado pensando en estrategias para que el artista siga siendo vigente en el entorno digital; también doy talleres y pláticas a distancia”, expresó Joaquín “Wakks” Pavia.

El también fundador y programador artístico del Festival Catrina subrayó que “lo importante es no culpar al entorno, sino hacerse responsable de la propia vida y esto pasa mucho en la industria musical. Si la gente se queda en su casa sin tocar es su responsabilidad, pero hay mucho trabajo que hacer: hay espacios digitales, o se puede crear, o bien se pueden tomar talleres, cursos; hay muchas herramientas de comunicación de internet que se pueden aprovechar”.

En México, indicó más adelante Pavia, hay mucha calidad, muchas bandas, “pero no hay mucha industria musical, no hay muchos manejadores y empresas; por eso cuando veo nuevos representantes artísticos me da gusto, eso va a abrir más espacios para todos; también se debe profesionalizar la cuestión de los técnicos y los ingenieros. Además, hace falta trabajar en equipo y generar una industria realmente sana”.

En opinión del manejador, los conciertos a través de internet son una opción que va a permanecer y va a convivir con las tocadas presenciales cuando se concluya la actual situación por la pandemia.

“Nos toca reconstruir entre todos: el público, si puede, debería apoyar a las bandas, a los artistas porque de verdad esta industria está sufriendo mucho y de ella dependen muchas familias, no sólo de músicos, también de técnicos y gente que trabaja en los staffs. A la gente de este medio le toca tomarse las cosas en serio, profesionalizarse, ser más creativos y aprovechar los espacios digitales y presenciales que se pueda”, concluyó Joaquín “Wakks” Pavia.

La serie “Hay futuro. Diálogos de la industria de la música en vivo, ante la pandemia” comenzó el 10 de noviembre y finalizará el 22 de diciembre; ha logrado reunir a personalidades de la música en México como Paco Huidobro, guitarrista y compositor de la banda mexicana Fobia; Denise Gutiérrez, cantante e integrante de los proyectos Hello Seahorse! y MexFutura, y a la gestora cultural Cynthia Flores, del proyecto Indierocks!

El programa es conducido por la periodista musical Patricia Peñaloza, subdirectora operativa de Grandes Festivales de la Secretaría de Cultura capitalina; se transmite todos los martes, a las 20:00 horas, a través de la cuenta de Facebook de Grandes Festivales de la Ciudad de México, con réplica en la página de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y la plataforma digital Capital Cultural en Nuestra Casa.