Por: Redacción/

Con el objetivo de visibilizar la violencia política de género y evitar casos como lo ocurrido en los comicios a la Alcaldía de Coyoacán, la diputada Valentina Batres Gudarrama, del Grupo Parlamentario de Morena, presentó ante el Pleno una iniciativa de reforma al Artículo 6 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

“Los Estados están obligados a tomar las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la vida política y pública del país, garantizando en igualdad de condiciones nuestro derecho a ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean objetos de elecciones públicas”, manifestó Valentina Batres.

Señaló que en México, la normalización de la violencia política de género da lugar a que se minimice la gravedad de los hechos y sus consecuencias.

En la Sesión Ordinaria de ayer, la diputada de Morena recordó que en 2013 el Senado de la República aprobó por primera vez una reforma que tipificaba dicho acto, que se expresa al interior de los partidos políticos durante las campañas electorales, en las dependencias públicas y en el ámbito legislativo.

“No obstante, la inclusión de la violencia política como una modalidad específica de violencia de género no ha permeado como es indispensable, ya que la ley que garantiza una vida libre de violencia en el ámbito federal aún no reconoce el concepto a diferencia de la ley de la Ciudad de México”, expuso.

Valentina Batres indicó que las instituciones y organizaciones no sólo se fundan en la presencia exclusiva de hombres; sin embargo, sus dinámicas, códigos, lenguajes y formas también son reflejo de la primacía de un sólo género, por lo que al querer ingresar a la política, las mujeres se encuentran en desventaja”, aseveró.

“En nuestras sociedades muchas de las mujeres que decidimos participar en la política solemos ser percibidas como una amenaza para la hegemonía masculina y frecuentemente se apela al ejercicio de la violencia como estrategia para expulsarnos del espacio público”, sostuvo.

Comentó que en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, la Convención de los Derechos Políticos de la Mujer y la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer establecen que las mujeres tienen derecho al acceso igualitario a las funciones públicas.

“Debemos dejar de normalizar la violencia, evitando generar incentivos negativos para perpetuarla, en detrimento de nuestros derechos. Solicito que, en caso de ser aprobado por esta soberanía, el dictamen sea presentado como iniciativa ante la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y continúe con el trámite”, puntualizó.

El proyecto de decreto se turnó a la Comisión de Igualdad de Género, que preside la también legisladora de Morena, Paula Soto Maldonado.